lunes, 24 de julio de 2017

SEAMOS SOLIDARIOS, SEAMOS MAS HUMANOS, SEAMOS PERSONAS

Todos los que posiblemente lean estas líneas, por lo menos eso creo, deben de tener preocupaciones, deseos, pasiones, sufrimientos y evidentemente, alegrías y tristezas, ganas de vivir o de morir, ganas de ayudar o quedar pasivo ante cualquier circunstancia.
Pero sabemos en verdad ¿Qué es el sufrimiento?, sabemos, ¿Qué es querer y no poder? ¿La necesidad de ayudar a alguien y no poderlo hacer?
Ya sea por una circunstancia u otra, que pueden variar, entre físicas, económicas, distancia y todo aquello que se te pueda ocurrir, por lo que en alguna ocasión no has podido hacerlo.
Creo que en la mayor de las ocasiones, el motivo económico es el que te aparta de poder ayudar a alguien. Enfermos que necesitan ayuda, personas sin medios, que necesitan un poco para poder desplazarse a su nuevo puesto de trabajo, quien no puede pagar sus recibos de las necesidades más elementales.
Pero, os preguntáis alguna vez, que si el que no puede ayudar, ¿no sufre por ello también? Yo creo que sí, porque debe ser un dolor, un sufrimiento, una agonía por aquello que no puede aportar, y no estamos hablando de grandes sumas, no hablamos de cantidades, fuera del alcance de la mayoría. Me refiero a cantidades que a veces son irrisorias, muy irrisorias.
En estos últimos nueve años, lo que si he podido comprobar, es la cantidad de personas que necesitan ayuda, la mayoría económica, o simplemente para poder comer un día.
Yo he sido testigo de agradecimientos y lágrimas, muchas lágrimas, por una bolsa de alimentos. Esa mirada de paz, de felicidad, de gracias, muchas gracias, de besos de gratitud, hacía que las lágrimas, brotasen al exterior, un llanto contenido y de rabia, porque te preguntas, ¿Por qué? A pensar cuanta maldad existe, cuánto dinero desaprovechado y malgastado a veces, por la propia administración y por los políticos.

Seamos solidarios, ayudemos a quien lo necesite, y nunca miremos atrás, porque el pasado, pasado fue.

martes, 1 de noviembre de 2011

LA CANCION "LIBRE" DE NINO BRAVO (Homenaje a Peter Fechter)

Peter Fechter
 La canción habla del primer alemán que murió intentando atravesar el muro de Berlín. Peter Fechter, un obrero de la construcción de 18 años, intentó huir junto con un amigo y compañero de trabajo, Helmut Kulbeik. Tenían pensado esconderse en el taller de un carpintero, cerca del muro, y, tras observar a los guardias de la "frontera" alejándose, saltar por una ventana hacia el llamado "corredor de la muerte", atravesarlo corriendo y saltar por el muro cerca del Checkpoint Charlie, a Berlín Oeste. 


Hasta llegar al muro las cosas salieron bien, pero cuando se encontraban arriba, a punto ya de pasar al otro lado, los soldados les dieron el alto, y a continuación dispararon. Helmut tuvo suerte, Peter resultó alcanzado por varios disparos en la pelvis, cayó hacia atrás, y quedó tendido en el suelo en la "tierra de nadie", durante cincuenta angustiosos minutos, moribundo, desangrándose, a la vista de todos, y sin que nadie hiciera nada. 

 Gritó pidiendo auxilio, pero los soldados soviéticos que le habían disparado no se acercaron, y lo único que pudieron hacer los soldados americanos fue tirarle un botiquín, que no le sirvió de ayuda, ya que sus graves heridas internas le impedían moverse, y poco a poco fue perdiendo la consciencia. Durante casi una hora, los ciudadanos de ambos lados de Berlín contemplaron impotentes su agonía, gritando a los soldados de ambos lados para que le ayudasen. 

Pero ambos bandos tenían miedo de que los del otro lado les disparasen, como había pasado en otras ocasiones anteriores; aunque ninguna en una circunstancia tan perentoria como esta y a las dos del mediodía, con tantos testigos presentes, incluyendo periodistas en el lado occidental.
Los soldados del lado oriental, zona a la que pertenecía en realidad la "tierra de nadie", tampoco le ayudaron, y no se acercaron hasta pasados 50 minutos, seguramente para que sirviera de ejemplo para cualquier otro que pensase huir.

(Aún así, entre 1961 y 1989 murieron más de 260 personas, sólo intentando cruzar el Muro; además de los que 


murieron al querer cruzar la frontera entre las dos Alemanias, y ya no hablemos de los que estuvieron en la cárcel por intentarlo, o por ayudar a otros).
Cuando por fin se acercaron los soldados de la RDA y se lo llevaron, los ciudadanos de ambos lados gritaron repetidamente "¡asesinos, asesinos!". En el lado occidental, se sucedieron las protestas y las manifestaciones los días siguientes, y los habitantes del Berlín Oeste comprendieron claramente lo difícil que sería para sus familiares y amigos del Berlín Este el intentar escapar. Asimismo, también se dieron cuenta, decepcionados, de que los soldados americanos, en pleno auge de la Guerra Fría, no harían nada para ayudarles en circunstancias similares. Fue un duro golpe para la esperanza de los berlineses.





Monumento a Peter Fechter en Zimmerstrabe, 
en alemán dice”…que solo quería la libertad”
"LIBRE" DE NINO BRAVO

TIENE CASI VEINTE AÑOS y ya está 

cansado de soñar; 
pero TRAS LA FRONTERA está su hogar, 
su mundo y SU CIUDAD. 
Piensa que la ALAMBRADA sólo 
es un trozo de metal 
algo que nunca puede detener 
sus ansias de volar. 

Libre, 
como el sol cuando amanece yo soy libre, 
como el mar. 
Libre, 
como el ave que escapó de su PRISIÓN 
y puede al fin volar. 
Libre, 
como el viento que recoge MI LAMENTO Y MI PESAR, 
camino sin cesar, 
detrás de la verdad, 
y SABRÉ LO QUE ES AL FIN LA LIBERTAD. 

Con su amor por bandera se marchó 
cantando una canción; 
marchaba tan feliz que NO ESCUCHÓ 
LA VOZ QUE LE LLAMÓ. 
Y TENDIDO EN EL SUELO SE QUEDÓ, 
SONRIENDO Y SIN HABLAR; 
SOBRE SU PECHO, FLORES CARMÉSÍ 
BROTABAN SIN CESAR. 

La canción, escrita diez años después de los hechos, recoge una historia y unas fotos que dieron la vuelta al mundo, y que todavía hoy son símbolo de la crueldad humana. En el lugar donde murió Peter Fechter, se levantó en 1990 un monumento. Ya en 1997, dos antiguos soldados de la RDA fueron juzgados, y admitieron haber disparado contra Peter Fechter. Se les declaró culpables, y fueron condenados a un año de cárcel. En el juicio el forense declaró que toda ayuda hubiera sido inútil, ya que la gravedad de las heridas le hubiera causado la muerte en cualquier caso. Pero es algo que nunca sabremos, ¿verdad?
La canción es símbolo de todo el pueblo alemán que soñó con huir, ya que si Peter fue la primera víctima del muro, el último, Chris Gueffroy, en 1989, tenía, precisamente, veinte años...




miércoles, 19 de octubre de 2011

CUADERNO DE BITACORAS CAMINO DE SANTIAGO CAMINO INGLES (5ª Y ULTIMA PARTE)

CUADERNO DE BITACORAS
CAMINO DE SANTIAGO
CAMINO INGLES
DIA 4 y 5 SIGÜEIRO A SANTIAGO.- Viernes 16 y Sábado 17 Septiembre 2011.
         Como condensar en estas páginas dos días intensos. Dos días en los que las emociones y el descanso se hacen latentes, donde nuestros corazones desean llegar, ver Santiago, ver a la persona amada (bueno algunos) a la persona que día a día está contigo, bueno en el camino no, ellas más cómodas, van a tiro hecho, van a ver como terminas, y ver tu cara de satisfacción al verlas. De nuevo me repito como el día anterior, QUE BONITO ES EL AMOR. Ver como las parejas de hecho, se deshacen a su llegada a Santiago, donde los besos, se hacen a escondidas, donde el nerviosismo hace que se pierda el ser y estar de cada uno. A decir verdad, yo solo pongo lo que he visto, así que por favor no matar al mensajero.
         Como en días anteriores nos despertamos temprano, aunque algunos dicen de nuevo, haber dormido poco durante la noche. En un principio dicen que estuve parte de la noche roncando, mentira cochina, todo es envidia, porque a mi no me molesta nada y ellos, por un dichoso conejo, juguetón o quizás liebre (Ya que no lo vieron) que se metió en el pabellón, que se escondió en los vestuarios según ellos, estuvieron en vela. Dicho de nuevo, que mala es la envidia. Grabando los ruidos, grabando la hora, grabando los ronquidos, joé estos tíos no duermen nunca.
         Repuestos de la noche, salimos para realizar nuestra última etapa, hoy llegamos a Santiago. Todos juntos, comenzamos el camino, charlamos, las risas y el cansancio se han disipado, hoy por fin llegamos, hoy nuestra meta se irá acercando poco a poco, hoy todos juntos, disfrutaremos de la estancia en Santiago, además con un doble valor, ya que las esposas de algún que otro, estará esperando en la Pza. del Obradoiro, como ya he comentado mas arriba.
         Vamos comiéndonos los kilómetros, Santiago ya se huele. Buscando un bar o algo que se le parezca para poder desayunar algo, vamos caminando por urbanizaciones y poca senda, nuestro recorrido se hace en su mayoría por caminos paralelos a la autovía. Subimos, bajamos, nos vamos acercando, los polígonos industriales, son hoy nuestros asiduos compañeros de viaje. Xana, Juanma y Fran se van alejando poco a poco, pero siguen a nuestra vista, es decir los llevo vigilados, porque hoy eso de llegar los primeros ni de coña. Natalia Saskia y Flor, quedan un poco rezadas y Francis, Luis y yo, nos quedamos en tierra de nadie, observando los dos grupos. Seguimos la ruta paralela a la carretera y en un desvío a la derecha el grupo de cabeza, continua paralelo a la autovía y no siguen las indicaciones de las flechas (trampa), pensando que el camino volvería a la autovía de nuevo, como así fue. El segundo grupo nos adentramos por un bosque cerrado y fantasmagórico, donde después de subir y bajar en varias ocasiones, mis dos acompañantes, se entretienen echando fotos a los fantasmas del camino. Sin darme cuenta, continúo poco a poco, cuando miro atrás, se han quedado rezagados con las fotos, continuo, ya con ellos un poco alejados pero a pocos metros. Cuando salimos de nuevo a la autovía, el grupo de cabeza, se ha alejado mucho, apena los vemos y empiezan a perderse en la lejanía. Viendo donde estaban mis compañeros, decido ir a por la cabeza, sabiendo positivamente, que los dos cabecillas del grupo me esperaban y me temían, ya llevaba mucho tiempo acompañando al grupos de atrás. Xana inocente ella, se preguntaría, porque corren tanto estos dos, como si los persiguiera el diablo, y la verdad que no estaba muy equivocada. Juanma convencido de que no puedo ir tan rápido.
         Me aferro a mi palo, ese bordón que encontré el primer día de ruta y me acompañara hasta el final, digo que me aferro a mi bordón, y al camino, la mano me duele de apretarlo, mi punto de mira solo tiene un punto, las espaldas del grupo de cabeza, esos dos no entraran sin mí. Poco a poco, veo como me voy acercando, pero la distancia es tal, que mi sed de venganza hacia ellos, sea medida, debo de cogerlos, en la entrada de Santiago, debo ser prudente y que vayan sintiendo en su cogote mi aliento poco a poco y ese miedo no los haga pensar y tropezar, Juanma sigue pensando que no puedo andar tan rápido.
         No pienso, solo veo camino, solo veo las espaldas de ellos. Detrás de mi veo a lo lejos, como mi grupo me sigue pero más comedido, al grupo de cierre, no se ven, pero hoy no preocupa que se queden atrás, la distancia es relativamente corta y los teléfonos funcionan de maravilla. Mi ritmo a veces se hace infernal, se hace que a cada paso de ellos, yo de tres, Santiago ya se palpa, Santiago ya a la vuelta de la esquina. Mi cercanía se hace palpable a la entrada de un polígono industrial donde los tengo a una distancia de unos 300 metros aproximadamente, miran hacia atrás, sus caras se descomponen, su boca se dispara, mis manos tiemblan cuando me nombran, sus risas y su paso se hace mas ostensible, mi mirada no deja de ver sus espaldas, ahora mas cerca, ahora mi sonrisa de triunfo, por lo bajini, lo he conseguido y los llevaré a Santiago. Xana perdida, no sabe que pasa, no sabe porque nuestras risas cuando nos encontramos de nuevo, cuando sin hablar estas risas se hacen largas y exageradas, nos encontramos junto a un tanatorio, a punto de dejarlos allí, olían a cadáver los dos. Ahora el ritmo es mío, Fran o Juanma, no recuerdo, me dice que desde el primer día he estado sufriendo porque no he podido estar con ellos durante el camino, y que ellos hoy sabían que yo entraría con ellos en Santiago. Xana, digna y pequeña mujer, no se amedranta a nuestro paso, bueno ahora el paso lo marco yo, y entre broma y broma, entre risas y risas, entramos en Santiago, donde también nos encontramos alguna que otra cuesta, para que no nos olvidemos, de lo que hemos dejado atrás.
         Santiago, capital del mundo del peregrinaje, nos adentramos en sus calle, la catedral se ve,  su cercanía hace que nuestros ánimos no aflojen y nuestras bromas y risas, se acentúen mas aun, nuestras prisas por llegar, hacen que entre broma y broma a un kilometro mas o menos de la Pza. del Obradoiro, empecemos a correr para ver quien llega antes, claro está, nuestra querida pareja, hacen todo lo posible para que no sea yo el primero y si Xana, la cual incrédula por lo que está viviendo, sus ojos y su sonrisa nos va diciendo, estos tres están como una cabra, pero se une a nuestra fiesta de carreras y bromas. Corre Xana, que agarro a Manué, llega antes Xana, que has labrado tu camino, tú que eres gallega, llega antes, nosotros agarramos a Manué, así paso a paso, carrera a carrera. Fue tal el jaleo que llevábamos, que los turistas, sobre todos extranjeros, apuntaron sus cámaras hacia nosotros, creo que en mi vida me han echado tantas fotos, así hasta nuestra llegada, pero antes una paradita en una esquina para comer un poco de tarta de Santiago que nos ofrecen, donde Juanma, que iba grabando nuestra entrada triunfal, casi se ahoga, entre la risa, la tarta y la carrera. Entramos Xana y yo en la Plaza, agarrados, no hay ni campeones ni vencidos, (eso sí Juanma y Fran, entraron después que yo y que conste en acta) solamente hay amigos y esa amistad se ha acrecentado una vez más en este camino.
Como decía Antonio Machado,
Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.
         Ese camino que nosotros hemos recorrido, ese camino que hemos labrado con nuestros pies, ha sido un camino de amistad, un camino de verdadera confraternidad, no sigo que voy a llorar.
         A nuestra entrada en el Obradoiro, nos esperan Maria Dolores y Mariló, un beso a Juanma, que bonito, pero eso porque todavía no sabe que en el camino, aparte de amistad, se ha echado novio, ya contaré. Mariló pregunta por Francis, viene ahí detrás, no te preocupes, besos de llegada abrazos y alguna que otra foto, esperamos que entren Francis y Luis, que entran a escaso 15 o 20 minutos de nosotros. Nos cuentan, que casi siempre nos han llevado a la vista y que pararon a desayuna, cosa que nosotros no hemos hecho. Su camino ha sido de charla, sobre todo Luis nuestro amigo madrileño, se ha encontrado con un amigo, ya que venía solo para hacer el camino y se encuentra feliz, pero se marchar pronto para ir a la estación de tren a sacar billete, pues hoy mismo quiere marchar para Madrid.
         El último grupo tarda un poco más y llamo por teléfono a mi hija y me dice por donde anda. Se encuentra en Santiago o muy cercana, marcho para buscarla y encuentro a Flor y Saskia, Natalia que iba delante no la vemos, pero después de mi preocupación la veo, viene feliz, ve la catedral y sabe que esto ha terminado. La mochila le digo que me la deje, pero no, no y no la ha llevado durante todo el camino y no piensa dejarla ahora. Saskia, con una tendinitis, según nuestro especialista, aguanta hasta el final, Flor feliz y radiante me dice que gracias a nosotros y nuestro humor, no hubiese llegado a Santiago. Grabo con mi cámara la llegada, esa cara de felicidad no es pagable con nada, felicidad, ganas de repetir el próximo año. Foto en familia, fotos a todos juntos, fotos al esfuerzo de ese momento de felicidad.
         Decir que ese sábado las emociones y los amores se disparan, esos besos a escondidas, esa mano que te quiere decir lo que te quiere, ese beso de nuevo a escondidas, pero que queda grabado en mi mente y en mi cámara. La mirada incierta de algo que no debes hacer, la mirada de amor, que te pierde. La cerveza tomada con prisas, para que no lleguen los demás a vernos, pero esa foto, delatan vuestro amor, esos días que habéis pasados solos, esas llamadas telefónica preparando el camino. Pero no os preocupéis, Santiago, pone a cada uno en su sitio, y las migas de un día o varios días, hace que la realidad vuelva a su sitio. Tranquila Mª Dolores, solo ha sido un amor de verano, porque debes de comprender, aquello de que BONITO ES EL AMOR, o aquello de QUE IMPORTA EL SEXO SI EL AMOR ES PURO. Recordaros que solo soy el mensajero y al mensajero no hay que matar, sino al que hace la fechoría.
         Después de las fotos de rigor delante de la catedral, vamos a recoger la Compostela y dejamos los bordones en la oficina del peregrino, donde la cantidad de ellos son incontables. Salimos y buscamos para tomar una cerveza, los bares, no admiten tomar una cerveza en las terrazas, solo para comer, ellos no saben, que seguro que dejamos más dinero en cerveza que una pareja comiendo, bueno ellos se lo pierden.
         Encontramos donde hacerlo, y la verdad, miedo tengo aun de cómo trató la camarera a un grupo de 5 o 6 chavalas extranjeras, que juntaron dos mesas para estar mas cómodas, joé que bulla, “No se juntan las mesas, si vienen muchas que se sienten por separado”, todo el rato que estuvimos allí, no entraron más clientes. Aquí, se une Luis con nosotros que se había acercado a sacar el billete de tren. Nos marchamos para comer algo y después de una buena comida, marisco incluido. Curioso que al pedir las bebidas el hielo, de los chupitos te cobran 0,50€, y por la noche en la pulpería, nos dicen al pedir hielo para los refrescos que no trabajan con hielo, que bueno, nosotros que somos del sur, que a todo le echamos hielo, si no se calienta rápido, te deja descolocao.
         Cansados y con la tripa llena, nos marchamos a tomar unas un café y unas copas antes de marcharnos al hotel, no sin antes echar una vista atrás y ver esas calles llenas de gente, de caras conocidas o no, de esas miradas furtivas, y deseosas de verte de nuevo, porque aunque no sean las mismas gentes, las del año próximo que vuelvas, siempre estará esa mirada perdida de alguien que cree reconocerte. Sentados en la Plaza de Quintana, donde estiramos las piernas y con un escenario y muchas sillas, preparadas para una mitin o celebración del BNG, el partido nacionalista gallego, con los que hablamos e intentamos sacarles unas banderas, pero nada, solo unas fotos. Después de un rato de charla tranquilo, unas risas, un café y uno que otro cubatillas, nos despedimos de Flor y nos marchamos a nuestro hotel, esto, ya tenía una pinta de terminar, ya solo quedaba, una buena ducha, una cena reconfortante y dormir para el domingo cogerlo con ganas, nuestro ultimo día en Santiago, por la noche estaríamos de nuevo en Sevilla.
         Pero no todo iba a ser triste, en nuestra andadura hacia el hotel, nos encontramos con una agrupación de Folión del carnaval de Viana do Bolo que son asociaciones que acompañan musicalmente a los Boteiros, con instrumentos de labranza como son azadas y bombos enormes lo que hacen entre todos una música de percusión a base de golpes. Sacando de ellos una sintonía a golpe de martillo muy ruidoso. Para más información pulsa en el siguiente enlace  http://www.galiciaenpie.com/fiestas/ourense/carnaval-viana-bolo.html.
         Luis, nuestro amigo madrileño, nos acompañaba hasta cerca del hotel, pues no muy lejos se encuentra la estación de trenes. Después de unas fotos con la agrupación seguimos nuestro camino. Una vez en el hotel, nuestra merecida ducha, un poco de descanso y a cenar en una pulpería. Aquí se presento Xana, nuestra amiga de Ferrol, que había ido a su casa y había vuelto para recoger a Natalia y pasar la noche de fiesta por Santiago, mientras los demás descansábamos nuestros cuerpos agotados.
         El domingo, hay poco que contar, ya que la tranquilidad y el sosiego, volvía a nuestras vidas. Después de levantarnos, desayunar de camino a la catedral, fuimos a la misa del peregrino, donde nos encontramos a Flor, que nos acompañó ya todo el día. Juanma y Mª Dolores, que no habían ido a la catedral, nos esperaban en la pza. del Obradoiro, donde nos llevaron a una tienda de dulces y licores, donde hicimos una compra de quesos y vinos, que nos enviarían a casa. La tranquilidad había vuelto con nosotros, las prisas andando habían desaparecido. Nos dirigimos a comer algo, pues teníamos hambre ya, además que debíamos volver al hotel, donde habíamos dejado nuestras mochilas y maletas, antes de irnos al aeropuerto y de nuevo de vuelta a Sevilla.
         Los protagonistas de esta historia, aunque se rían de todo lo contado en estas cinco entregas, saben que todo es verdad, aunque lo nieguen, saben que lo que hemos pasado juntos no se nos olvidará nunca.
1.    Juanma – El que no ha organizado nada, se apunta a última hora y además no deja a nadie en paz. Sus chistes y bromas, nos hace pasar buenos momentos.
2.    Fran – Nuestro fisio, nos tiene sobada las piernas a todos, y prácticamente sevillano de adopción. Sus historias para no dormir, hacen que nuestros ratos sean más cortos. Conmigo, los que ideamos esta aventura.
3.    Francis – La sensatez del grupo, el que ponía a cada uno en su sitio, y con Natalia el que mejor se lo ha pasado. Su experiencia ha sido de esas de baby, volveré.
4.    Natalia – La mujer del grupo, mi hija, la fuerte, la que puede con todo y no necesita ayuda de nadie. Creo que la que más se rió con todos. Como Francis volverá.
5.    Luis – Madrileño, se unió al grupo el segundo día, hizo pronto amistad con todos pero en especial con Francis, que desde el primer momento, se hicieron caminantes inseparables. Serio y risueño, pero a la vez había cosas que no entendía nada de lo que decíamos.
6.    Saskia – Belga, se unió al grupo con Luis, como buena extranjera, sus gestos al hablar se hacían a veces exagerado, su español muy bueno pero sobre todo su buen humor hizo se acople al grupo desde el primer momento.
7.    Flor – Creo que era de Santiago de la Puebla, un pueblo de Salamanca pero residente en Madrid. Mujer menuda y de fuerte voluntad, simpática y de risa fácil. Se lo pasó en grande y le ayudamos con nuestra compañía a terminar el camino.
8.    Xana – Ferrolana, salió de su casa para hacer el camino, como quien dice ahora vuelvo que voy a comprar y no vuelve en cinco días. Su unión al grupo fue la más desastrosa de todas, pues su primer contacto con nosotros fue a través de Juanma y Fran, cuando empezaron abajar una cuesta con música del móvil de Juanma. Imagino que se preguntaba “¿de donde han salido estos dos locos? Amiga inseparable desde entonces de Natalia. Su entrada triunfal en Santiago, imagino que no entraba en sus pensamientos ni de broma, creo que llega a tener una entrada así en sueños y pensaría que fue una pesadilla. Se lo pasó en grande.
9.    Manolo – Yo, el mayor del grupo, el que pone a cada uno en su sitio, aunque no lo conozca. Quien organizo todo el viaje, aunque alguno dijera que era muchos kilómetros diarios. Quien ha escrito este pequeño diario para delicia de todos. Para risas y lagrimas, para recuerdo de aquellos desmemoriados. Desde aquí, gracias a todos, gracias por vuestra compañía y gracias a aquellos que se unieron a nosotros y nos dieron amistad y cariño.
JUANMA EN UNA SEÑAL DEL CAMINO

DE ESPALDAS Y PARALELO A LA CARRETERA. FRANCIS, FRAN,
XANA, LUIS Y JUANMA

EL CAMINO

AL FIN EN SANTIAGO

FRAN Y JUANMA CON MIRADA PERDIDA CONFABULANDO CONTRA MI

XANA YA MARCANDO EL PRIMER LUGAR, NO SABIA LO QUE SE LE VENIA
ENCIMA

EN LA PLAZA DEL OBRADOIRO. SE ACABO HEMOS LLEGADO.

XANA COMPROBANDO SU MAQUINA, QUERÍA SACAR EL MOMENTO

LOS CUATRO CORREDORES DEL CAMINO

POR FIN JUNTOS JUANMA Y Mª DOLORES

HAY, QUE CANSADO ESTOY

DESCANSANDO MIENTRAS LLEGAN LOS DEMAS

AL FIN LLEGAN, FRANCIS, Y LUIS. ACOMPAÑADOS POR MARILÓ

JUNTOS DE NUEVO PERO FRENTE A LA CATEDRAL.

ESTOY EN SANTIAGOOOOOOOOOOOOOOOOO

NATALIA UNA PARADA, YA NO QUEDA NADA, ESTOY EN SANTIAGO

SE ACABÓ, YA ESTOY EN LA CATEDRAL

AHORA SI TODOS JUNTOS DE NUEVO, EN LA PLAZA DEL OBRADOIRO

VAMOS POR LA COMPOSTELA. AQUI HAY MUCHA GENTE

YA TENEMOS NUESTRA COMPOSTELA, VAMOS A COMER

JUANMA Y SASKIA

FÍJATE COMO HA ECHO EL CAMINO

A COMER QUE TENEMOS HAMBRE. OYE QUE EL HIELO 0,50 €

AHORA A POR EL CAFÉ Y EL CUBATA

YO QUIERO UNA BANDERA. NO ME DAN PERMISO.

ADIVINA ADIVINANZA, QUIEN ES FRAN Y QUIEN EL BOTEIRO?

FRAN Y Mª DOLORES EN AREA CENTRAL

SANTIAGO

EN LA MISA DEL PEREGRINO

SANTIAGO

EL BOTAFUMEIRO

A COMER OTRA VEZ


AL FINAL NO NOS LA DIERON

QUE BIEN NOS LO PASAMOS
FRAN Y MARILÓ


QUIEN ES EL BOTEIRO?


EN EL AEROPUERTO

jueves, 29 de septiembre de 2011

CUADERNO DE BITACORAS CAMINO DE SANTIAGO CAMINO INGLES (4ª PARTE)

CUADERNO DE BITACORAS
CAMINO DE SANTIAGO
CAMINO INGLES

DIA 4 BRUMA A SIGÜEIRO.- Viernes 16 Septiembre 2011.

Parroquia de San Pedro de Ardemil
      Como el día anterior, no he puesto la alarma para despertarme, sabía que con tantos en el albergue, me despertaría pronto. Así fue, a eso de poco más de las seis y media, empiezan a desfilar la mayoría de los amigos peregrinos por delante de mi cama, decir que la mía estaba pegada a la puerta de salida. Que raro, Juanma y Fran, han pasado por delante, ya vestidos y todo, cuando hay que sacarlos de la cama a patadas. Que hacemos pues, pues para arriba, cuando veo esas caritas a todos, esas caritas que son un poema, pero un poema de los malos, ojos cansinos, caras descolgadas y muy poca sonrisa, bueno si, si hay sonrisas, para decirme que no han dormido nada en toda la noche, que nuestro peregrino italiano, Francesco, ha dado un recital con su boca que ni la filarmónica de Berlín. De verdad no me he enterado de nada, decir que ellos estaban en la parte alta y yo en la baja del edificio, pero parece que todo el mundo se entero de dicho recital, creo que hubo hasta aplausos antes de levantarse, creo que por no ahogarlo y tener las manos ocupadas.
El carro de ......
El domador de seta
          Después de una serenata nocturna, nos ponemos en marcha (los cinco más Flor, Luis, Xana y Saskia o era Shakira, o Shasha, o Erika, joé que lio me estoy haciendo) aun es de noche, por lo que nuestras precauciones son necesarias para ver las flechas y señales de noche, con ayuda de mi linterna. Salimos juntos como siempre y entre broma y broma, vamos caminando poco a poco, sabiendo que la parte más dura del camino ya está pateada, que hoy a medio días podemos estar en Sigüeiro, nuestra próxima parada del día.   Aunque nos quedan por delante casi 27 km. nuestros ánimos saben que eso es poco  comparado con los días anteriores. Andando y andando, nos encontramos saliendo de su casa a un vecino, que nos dice que el camino nos lo hemos dejado atrás, pero que en la próxima bifurcación, hay que coger a la derecha, cual es nuestra sorpresa, que en dicho desvío, nos encontramos con una flecha, donde nos indica el camino. ¿Era cierto lo que nos dijo? O ¿Se han equivocado tantos que han dado ruta alternativa? Ya más tranquilo, después de encontrar la señal, seguimos, para variar en el día de hoy, Juanma y Fran, se marchan de nuevo ellos dos solos, el resto nos quedamos. El camino, que vamos recorriendo, es casi todo por carreteras secundaria, donde nos encontramos a poca gente y sin saber si vamos a encontrar algún sitio donde desayunar, pero si una curiosidad, unas esculturas en mitad de casi la nada, pero de gran belleza e imaginación. Se trata, de unas esculturas de piedra algunas referentes al camino, y una especie de montaña rusa con un tractor. Pero entre aldeíta y aldea, al fin encontramos un lugar donde poder llevarnos algo a la boca llamado Buscas, y poder reponer agua y llenar el estomago. Como siempre nos tomamos el desayuno con tranquilidad, y como siempre los dos cabeza de puente nos dejan recado de que han pasado por allí, eso sí, han comprado algo y se han marchado, no esperan a la caballería ni a la retaguardia, que hoy son Natalia y Xana, que estaba guardando fuerzas, para el sprint final de mañana a nuestra llegada a Santiago.
El arco del tractor

Figuras en el camino
         Ya con otro espíritu en el cuerpo, de nuevo seguimos nuestro camino y marchando por carreteras y caminos, y más caminos, de una belleza enorme, pues sus sombras, arboleda y bosques nos dejan hoy respirar un poco, después del calor que pasamos estos días atrás. Continuando nuestro camino, llegamos a un pequeño pueblito, donde nos encontramos la iglesia abierta, pero no nos pudieron sellar, porque no había nadie, solo los parroquianos que estaban ayudando a desmontar todos los adornos de las fiestas que habían celebrado días atrás. Visitamos por dentro la pequeña capilla de un colorido excepcional y seguimos, Francis, Luis y yo, las mujeres venían atrás un poco rezagadas, pero siempre a la vista nuestra. Después de atravesar varias zonas de bosque bastante poblados, el camino se hace pesado y monótono, pues cuando mas distracción debes tener que es a partir de las 11 o 12 de la mañana donde ya el cuerpo acumula bastantes kilómetros encima, el entretenimiento del paisaje o bosques, no ha sido el mas idóneo. Nos metemos en un camino forestal bastante ancho, y sin verse el fin, pues fueron bastantes kilómetros por dicho camino, sin desviarnos ni a derecha ni a izquierda. Menos mal que la charla, la broma y al final la soledad del camino que es lo que hace que vuelvas a casa con las pilas cargadas, hacen el resto. Me adelanto un poco y mi paso se hace algo más ligero que en estos días, estoy preparando la gran ofensiva de mañana, pues mañana, llegada a nuestra meta, mi venganza puede ser terrible. Una vez atravesado todo el camino forestal, nos metemos de nuevo en una carreta ancha y de importancia, pues la circulación aunque es casi escasa, se percibe que es más importante que las anteriores que hemos ido atravesando.
Colorido en la Capilla

Señalando lo que queda aún

Parroquia de San Pelayo de Buscas

Setas buscando a su domador
         En una parcela bastante grande, donde estaban una cantidad importante de coches, todos ellos de personas trabajando en el campo, me llamó la atención, pues en Andalucía, esto si es muy normal, pero en Galicia creo que no lo había visto nunca, pensando que en estas tierras, no existen los latifundios de nuestra tierra, y que allí, las tierras eran más familiares y particulares. Por la carretera me encuentro a una Sra. con un niño pequeño, que le pregunto si queda mucho para Sigüeiro, eso sí con mucha cautela, pues la información que te dan, casi nunca es verdadera, diciéndome que quedan unos dos kilómetros para nuestro destino, cuando a poco de seguir ya se ve una ciudad más poblada que aquellas que hemos ido dejando atrás. Sigo subiendo la carretera y antes de entrar en la población, espero a Francis y Luis. Después de atravesar un bello parque, llegamos a nuestro destino. Preguntamos a la Guardia Civil que pasaba por allí, donde estaba el polideportivo, indicando que encima nuestro detrás de unos pisos a unos escasos 200 metros. 

El bosque perdido

Perdidos en el bosque, Luis y Francis
El interminable camino forestal

  
Parque de Sigüeiro
 Así que mientras esperamos al resto, nos tomamos unas cervezas para refrescarnos junto al edificio del Consello de Oroso. Una vez refrescados, y llegados todos, eso si los cabeza de puente ni señales de ellos, los llamo por teléfono y como quien llama a la pared igual. Pienso y se lo digo a Francis que es posible incluso que hayan marchado este mismo día hasta Santiago, pues la distancia que nos separa es de escasamente 19 km. cosa que me enfada bastante si es así. Nos marchamos todos juntos al polideportivo y nos lo encontramos allí, diciéndonos que han pensado seguir hasta Santiago, pero que la rodilla de Fran está un poco mal y que no podía hacer más.
         Una vez duchados en el polideportivo, que por cierto tuvimos suerte porque era fiesta en el pueblo y no había actividades en el, si no fuera fiesta tendríamos que esperar a que terminaran todas las actividades del poli. Así que tuvimos suerte. Nos vamos a comer, por fin un día a buena hora y después copitas, que ya era hora, creo que nos lo merecíamos. En el polideportivo, había dos peregrinos franceses y mas tarde llego uno de los dos italianos, Fabrizio. Francesco, no quería dormir con el grupo, después del recital de la noche anterior.
Las trillizas del camino, Natalia, Xana y Saskia
         Las espalderas del polideportivo nos sirvieron de tendedero, la colchoneta de saltos de cama de matrimonio para nuestra cabeza de puente (Juanma y Fran), creo que durante estos días se han jurado amor para siempre. Después de un merecido descanso, una tarde tranquila, llega la noche, donde nos marchamos a cenar todos juntos, y mas tarde Luis, Erika, Fabrizio y yo, vamos a las fiestas del lugar donde viendo lo que se estaba cociendo entre los más jóvenes, nos tomamos una copa y nos volvemos al poli, donde están todo descansando o durmiendo, así que nos acostamos y mañana será otro día y nuestra llegada a Santiago.
QUE BONITO ES EL AMOR. TE QUIERO JUANMA, DAME UN BESITO
Francis: yo quiero verlo


Espalderas del polideportivo de tendedero
Comiendo a una hora normal


En la cena

En el baile